12.3.18

Reseña: Eramos mentirosos de E. Lockhart.

 Una isla privada. Una ilustre y conocida familia de Nueva Inglaterra. Un grupo de cuatro amigos -los Mentirosos- cuya amistad se vuelve destructiva. Una rebelión. Un accidente. Un secreto. Mentiras y mas mentiras. Amor verdadero. Y, por fin, la verdad.
 Esta es la bellísima y terrible historia de una familia perfecta que se sostiene sobre pilares de peligrosa fragilidad. A lo largo del relato se van desvelando las piezas de un rompecabezas que formarán un mosaico de personajes fascinante, donde los prejuicios y el egoísmo son los peores enemigos de la armonía y la felicidad.
 Éramos mentirosos es un libro que me autoregale por mi cumpleaños en Enero. Una chica lo estaba vendiendo a mitad de precio de lo que está en librerías y no dude en comprarlo. Había visto fotos en bookstagram de el y estaba en mi wishlist hacía tiempo.
 Una adolescente, Cadence, nos introduce en el mundo de su perfecta familia: los Sinclair. Altos, blancos, rubios, millonarios; así son ellos. Sin embargo, no todo es perfecto. En esta familia hay egoísmo, envidia, celos... y hasta un poco de racismo. Los únicos que parecen tener bien puesta la cabeza son los nietos mayores de la familia Sinclair -Cadence, Mirren y Johnny- pero sus madres los quieren utilizar para hacerse con la herencia.
 En el verano número quince, como lo llama Cadence, ella sufre un accidente. 
 No tiene idea de que le paso y parece que nadie quiere contárselo. Lo único que ella sabe es que ese verano se enamoró perdidamente de Gat.
 Me costo muchisimo hacer un resumen de lo que se basa la novela, tal vez debería haberlo dejado con la sinopsis, pero en fin, algo es algo. Tengo muchísimas cosas que decir sobre el libro así que vayamos de a poco.
 E. Lockhart nos introduce lentamente en un mundo que parece ser perfecto pero que al final no lo es. Este libro es el claro ejemplo de que el dinero no compra la felicidad. Si, puede comprar muchos libros y cosas bonitas pero la salud y una familia estable no se compran con nada, al igual que el amor.
 Me encanto la pluma que tiene la autora. De verdad, me enloqueció. Es fluida, divertida, juega con palabras y pone un montón de comparaciones que me resultaron preciosas y me quedaron grabadas en la cabeza.
 Me gusta que no te introduce de lleno en el libro sino que va poquito a poquito, cocinando la acción, el romance y todos los temas que se tocan a fuego lento. No te mete de lleno en la historia, Cadence nos presenta quien es ella, quien es su familia, y nos cuenta como conoció a cada personaje con los que nos cruzamos en el libro. Ninguno aparece de la nada.
"Teníamos calor y temblabamos,

éramos jóvenes y ancianos,
y estábamos vivos.
Yo pensaba: Es cierto, ya nos queremos.
Ya nos queremos."
 Es un libro corto, algunos capítulos no duran mas que una pagina pero aun así es, ¡wow! No se queda horas explicándote los sucesos o descripciones, las cosas suceden y ya. La historia no se detiene en ningún momento. El relato es rápido y avanza tan de prisa que cuando llegas al final te quedas totalmente vacía.
 Yo lo leí cuando estaba de viaje y al terminarlo quede totalmente atontada así que lo volví a leer en menos de una semana y me di cuenta que no era yo, sino que era el libro. Es como una bofetada. Te paraliza, te desconcierta, te deja con millones de sensaciones y pensamientos mezclados. Eso lo hace totalmente especial.
 La trama es otro tema. Cadence mezcla en la historia el verano quince, dieciséis y diecisiete. Va entre el pasado y el presente sin avisarte, sin pedir permiso alguno al lector. Y a mi me ha pasado que cuando saltan de tiempo en algún libro, me desconcierto. Pero con este no fue así. El hecho de que se saltara de tiempo hizo que fuera mas dinámico, mas ligero y que me llene aun mas de intriga.
 Se sabe que hubo un accidente desde leer la sinopsis pero el misterio no se resuelve sino hasta el final.
 Los personajes lo son todo. Cadence, la protagonista, me pareció la única cuerda de la familia; es sincera, tiene la cabeza bien puesta, sigue sus ideales, lucha por lo que quiere, y lo mejor, jamas se rinde ante el amor.
 El abuelo de Cadence, es decir, la cabeza de la familia Sinclair me pareció un hombre sin corazón, de esas personas totalmente desagradables que por tener dinero y ser mayor creen saber mas que tu. Lo odie desde el principio.
 Penny, Bess y Carrie son las hermanas Sinclair. Y no puedo decidir a cual deteste más. Son totalmente egoístas, las tres con un millón de oportunidades por ser millonarias y ninguna supo que hacer de su vida. Son tres nenas mimadas.
 Los pequeños, los primos menores de Cadence, le ponen todo el humor al libro con sus comentarios sarcásticos y sus peleas sin sentido.
 Y por último, los Mentirosos -Cadence, Johnny, Mirren y Gat-. Los cuatro son perfectos. Luchan por sus ideales, piensan por sí mismos, son los maduros de la familia. Ellos no solo existen; los Mentirosos sienten, piensan y comprenden.
 Seguramente pensaran que odie a todos los mayores de los Sinclair pero no es así. No me gusta como piensan y hacen las cosas pero por algo son así, porque sino el libro no tendría sentido.
 El final, ¡ese final! me volvió loca, me exploto la cabeza por completo. Estuve durante todo el libro haciendo conexiones entre los hechos, sacando teorías hasta desde debajo de la tierra pero nada se acercó a eso.
 La solución a todo sale tan de repente que te deja en shock, sale de la nada, ni siquiera te lo esperas. A mi se me llenaron los ojos de lagrimas pero no lloré, simplemente no podía reaccionar ni pensar en ese final. Tuve que tomarme días para superarlo y estoy segura de que aun no lo supero.
 Si no leyeron este libro, vayan urgente a hacerlo porque no se van a arrepentir. Se los juro.

4 comentarios:

  1. Hola, debo reconocer que no conocía este libro, después de leer y releer tu reseña creo que le voy a dar una oportunidad, puede gustarme mucho^^ un besito te espero por A un libro de ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Espero que le des una oportunidad, prometo que no vas a arrepentirte.

      Eliminar
  2. Hola!
    Creo que si veía el libro y leía la sinopsis en una librería no lo hubiera elegido, pero tu reseña hace que me den ganas de leerlo. Así que va para mi lista!!
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Espero que lo leas pronto. Muchas veces la sinopsis juega en contra a la hora de elegir un libro.

      Eliminar