15.1.18

Reseña: Rubi (Piedras preciosas #1) de Kerstin Gier.

Rubi.

Nombre original: Rubinrot.
Autor: Kerstin Gier.
Número de páginas: 358.
Saga: #1 Piedras preciosas.
Editorial: Montena.


 En casa de Gwendolyn Sheperd nada ni nadie es del todo “normal”, empezando por su excéntrica (¡y cotilla!) tía abuela Maddy, que tiene extrañas visiones, pasando por Lucy, que se escapó de casa hace 17 años sin dejar rastro alguno...
 Y para acabar, también está Charlotte, su encantadora y (rabiosamente) perfecta prima, quien, según parece, ha heredado un extraño gen familiar que le permitirá viajar en el tiempo. Pero un increíble secreto está a punto de salir a la luz: la portadora del misterioso gen para viajar a través del tiempo no es Charlotte, ¡sino la propia Gwen! Ella es, en realidad, la duodécima (¡y la última!) viajera en el tiempo y se dice que cuando su sangre se una a la de los otros once viajeros, se cerrará el misterioso “Círculo de los doce”.
 Para obtener más información, Gwen deberá viajar al pasado y por suerte o por desgracia, no lo hará sola: la acompañará el undécimo viajero en el tiempo, el arrogante, atractivo y sarcástico Gideon, con quien va a vivir algo más que una peligrosa carrera a través del tiempo…


 Hace un par de años me regalaron por mi cumpleaños Zafiro, el segundo libro de esta trilogía. Durante varios años quise comprar Rubi pero por alguna razón esta agotado en todas las librerías de mi ciudad y yo no suelo comprar por internet, y hasta hace poco logré descargar el pdf. ¡Y me volví loca con esta saga!

 Kerstin Gier es una autora de la que nunca leí ningún libro así que me sorprendio mucho su manera de escribir. Aunque siendo un libro que presenta un mundo nuevo, contiene algunas palabras complicadas y de otra época pero la autora sabe explicarlas a la perfección. El libro tiene lo justo de acción, amor, y cómo no, algún que otro episodio para hacernos reír.

 Kerstin nos sumerge en el mundo de Gwendolyn Shepherd, una adolescente que creía ser normal hasta que un día se descubre a sí misma viajando al pasado. Sin embargo, la que tenía que tener el don de viajar en el tiempo debía ser su prima Charlotte, no ella.   Así que desde que nació a la que han preparado para viajar al pasado es a Charlotte, no a Gwendolyn. Por lo tanto, para los Vigilantes (una extraña logía que se encarga de controlar los viajes en el tiempo) es toda una sorpresa que la última viajera del tiempo, sea una total inexperta.
 Aunque al principio se niega, Gwendolyn no tiene ninguna opción más que aceptar que es parte del Círculo de los Doce, es decir, parte de las únicas doce personas que poseen el gen y que cuando las doce personas junten su sangre un secreto será revelado.
 Al fin y al cabo, todo es confusión para Gwen, pero no está sola; Gideon DeVillers, otro de los viajeros, será su acompañante en esta nueva aventura para Gwen, pero...¿puede ser que no sea solo el gen que ambos poseen lo único que tienen en común?

 A mí la historia me atrapó de principio a fin, tanto que en menos de cinco días me leí la trilogía completa. (Sí, no dormí algunas noches). 
 Todo eso de los viajes en el tiempo, la logia, el Circulo de los Doce, y más cosas, me resultan muy interesantes. Y es que la historia tiene tantos secretos que no se sabe hacia donde se dirige, y te pones a suponer cosas pero que al final terminan siendo todo lo contrario.
 Gwendolyn me parecio un personaje bastante variado. Un poco torpe con respecto a algunas cosas pero es más inteligente de lo que todos piensan y se me hace que es otra heroína más. Su acompañante, Gideon, es bastante engreído pero, ¡quien puede evitar enamorarse de Gideon! Tengo una relación amor-odio con él y es que cambia de personalidad cada cinco minutos pero estoy segura que tiene sus razones para ello, o eso creo.
 Hay tantos personajes a lo largo de la historia que te mareas un poco porque todos tienen algo para aportar a la historia, la mayoría secretos.
 Rubi es una historia tan especial que te llega al corazón, te atrapa de principio a fin y cuando llegas al final tienes que ir corriendo a leer el segundo porque sino, tu vida deja de tener sentido.


4.1.18

Reseña: Un beso en París de Stephanie Perkins.

Un beso en París.

Nombre original: Anna and the French kiss.
Autor: Stephanie Perkins.
Número de páginas: 437.
Saga: #1 Anna and the French kiss.
Editorial: Neo ediciones.


 La Torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.
 Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?


Un beso en París es un libro que la mayoría leyó o escucho hablar sobre él. Yo lo leí hace un par de años y hace poquito lo releí porque quería recordar un poco más la historia y también para hacer la reseña. ¡Y es que me encanta! París es una ciudad que sueño con visitar hace tiempo por lo tanto es un poco especial para mí.

"St. Clair habla de las clases —que puedo esperar de mi primer día, quiénes son mis profesores—, pero hace rato que he dejado de escucharlo. Lo único que me interesa es su sonrisa y su forma de andar. Soy tan tonta como todas las demás."

El libro cuenta la historia de Anna Oliphant, una chica que es enviada a París para estudiar en su último año. Al principio, lo detesta. No porque odie París, sino porque no tuvo la posibilidad de poder elegir.
Sin embargo, Anna conoce a un grupo de chicos que la ayudan a integrarse fácilmente y poco a poco se adapta a su nueva vida. Sin embargo, hay dos problemas: Anna dejo en casa a un chico del que esta enamorada, Toph, y muere por volver a verlo. Pero aparte de eso, conoce a St. Clair, un chico que es tan divertido como inteligente. Y despierta en Anna muchas cosas.


"¿Es posible que mi casa sea una persona y no un hogar?"

Este fue el primer libro que leí de Stephanie Perkins y la verdad es que me encanta su manera de escribir. Es tan dinámica, fresca, alegre, inspiradora. Sabes desde el primer momento que vas a amar el libro porque tiene una trama que aunque se mantiene minuto a minuto, también va cambiando todo el tiempo. Usa palabras fáciles y las pocas palabras difíciles que utiliza, las entiendes.

¡Yo estoy enamorada del libro! Me atrapó desde que ví su portada (sí, lo escogí por eso) pero a pesar de eso, soy una romántica con todas las letras y este libro como ya dije, es especial. Es un libro un poco largo pero las páginas, literalmente, se te escurren de los dedos y lo devoras.
La historia que cuenta me fascina: el primer amor, amores prohibidos, amistades nuevas, otras que se rompen. Ya sé que es una trama que muchas veces se repite pero siempre es bueno recordar que aunque las personas se van, la vida sigue. Y es justo lo que enseña el libro.


El libro presenta personajes muy diversos aunque la protagonista es Anna y su grupo de amigos. También hay personajes secundarios que son esenciales y marcan algo en la historia. No voy a entrar en detalle sobre cada uno porque creo que arruinaría un poquito la trama.

El final es bastante de esperar, es el final que siempre se espera de un libro. Y los personajes lo tienen bastante merecido por todo lo que pasan a lo largo de sus vidas.





19.10.17

Reseña: Cristales rotos de Mariana A.A.

Cristales rotos.


"Todos tenemos un día que quisiéramos poder olvidar, pero está allí incrustrado porque nos marco para siempre."



Nombre original: Cristales rotos.
Autora: Mariana A.A.
Número de páginas: 272.
Saga: Autoconclusivo.
Editorial: Autopublicado.



Alguien ha muerto… 
Alguien ha desaparecido… 
Alguien se siente muy culpable… 
Alguien se comporta de forma sospechosa… 
Alguien llega y se encarga de complicarlo TODO… 
¿Todo estará relacionado o solo son casualidades? 

 La vida puede dar giros inesperados cada cierto tiempo, nos levantamos un día, inocentes de que el mundo va a cambiar por completo, pero pasa, a todos nos pasa, todos tenemos una fecha en el calendario que queremos olvidar pero que sigue allí, incrustado de tal forma que ya es parte de nuestro ser. 
 En mi caso, no solo me cambio sino que se las ingenió para que el pasado y el presente se entrelazaran y repitieran el hecho más traumático de mi infancia, marcando el inicio de una carrera contra el tiempo para descubrir la verdad, saber si soy culpable o inocente de un asesinato y en cualquiera de los escenarios evitar ir a la cárcel. 
 En casi toda esta historia yo solo quería gritar, “ey universo te equivocas de persona”, pero su poder era más grande que mi frustración, así que dejaba caer bloques de problemas sobre mí uno por uno, hasta hacerme tocar fondo. 
 Si a ti te llega ese día, esa fecha en particular, en que todo cambia y te quiebra, solo puedo heredarte un consejo, encuentra la fe, esa fe que te recuerda que todo estará bien, que te ayuda a continuar, que te mantiene a flote, esa fe que con seguridad tiene un nombre, tiene rostro, y aunque no siempre este a tu lado sabes que es tu mejor compañía, porque te apoyara pase lo que pase y en quien con seguridad estás pensando ahora mismo.




 Empezaré esta reseña agradeciendo públicamente a la autora, Mariana, por decidir escribirme un mensaje y confiar en mí para enviarme su novela. Fue mi primera colaboración con una autora (de hecho la primer colaboración con cualquier cosa) y me encantó hacerlo, es una experiencia preciosa y Mariana es una persona maravillosa. ¡Muchas gracias, de verdad!
 El libro no es de los que suelo leer siempre pero me encantó poder hacerlo. Mariana me pareció una escritora increíble. Sabe como mantener el misterio desde el inicio hasta el gran final y es que este es un libro lleno de misterios, dudas, miedos...hay de todo. Es precioso.
 Cristales rotos cuenta la historia de Camila, una joven estudiante en una prestigiosa Academia que mantiene una vida tranquila hasta que una noche, al caminar de regreso a la residencia de la Academia, oye unos pasos detrás de ella. Cam no sabe si esto es producto de su imaginación o si es verdadero, lo único cierto es que a partir de ese momento su vida cambia para siempre. Ya no hay nadie en quién confiar, incluso su amada parece esconder algunos secretos.

"La vida puede dar giros inesperados cada cierto tiempo, desperdiciamos mucho pensando en el futuro, pero este en realidad no existe y claramente no lo controlamos. Solo una ciega fe, de que todo estará bien, nos permite continuar, en ocasiones esa fe tiene un nombre y es lo único que nos mantiene a flote."

 El libro en sí me encantó, es atrapante, con un lenguaje cotidiano que hace que las páginas se te pasen volando. Además es imposible perderte en la historia, ya que se cuentan todos los detalles de ella. Tiene algunos errores ortográficos al ser una novela autopublicada pero es algo mínimo. 
 Al principio me costó ubicarme en tiempo y espacio, no entendía muy bien de qué iba el libro pero no pasaron muchos capítulos que terminó atrapandome por completo. Hasta hubo escenas donde se me erizaba la piel.
 La historia presenta personajes que están bien planteados y cada uno cumple un rol importante en la historia. Algunos parecen que están por estar, pero al final te das cuenta que no, que son imprescindibles. Camila, la protagonista, es una chica a la que le cuesta confiar en las personas y que no deja que nada ni nadie la detenga. Me gusta su carácter, ya que no le importa lo que piensen los demás sobre ella. Es fuerte, decidida y autosuficiente.
 El final es un poquitito obvio a medida que vamos avanzando hacia él, aunque a mí parecer es perfecto, no hay otra forma de terminar con la historia de Cam. Todas las dudas y misterios se resuelven y al fin ella puede disfrutar de una vida en paz.

8.10.17

Reseña: El niño con el pijama de rayas de John Boyne.

El niño con el pijama de rayas.


Nombre original: The Boy in the Striped Pyjamas.
Autor: John Boyne. 
Número de páginas: 219.
Saga: Autoconclusivo.
Editorial: Salamandra.


 Estimado lector, estimada lectora:
 Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura.
 Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata.
 No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una.
 Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad.


 El niño con el pijama de rayas es un libro que leí cuando era más chica y debo admitir que en su momento no lo entendí hasta que ví la película, así que después de tantas vueltas decidí leer el libro otra vez. ¡Y vale la pena leerlo!
 John Boyne nos lleva a otra época, pero no te dice cuál, sino que tienes las pistas y es fácil saber en qué tiempo nos ubicamos. El libro está narrado en tercera persona, pero aún así me encanta la pluma del escritor, ya que nunca se pierde la esencia principal del libro.
 El libro cuenta la historia de Bruno, un niño de doce años de edad que al llegar un día a casa, le dicen que deben mudarse lejos de su ciudad. En su nueva casa, todo es muy aburrido para Bruno ya que no tiene ningún amigo con quien jugar, hasta que a través de su ventana ve una cerca que se alza detrás de su casa, y decide ir a investigar que hay allí...lo que encuentra le cambia la vida.

"Un hogar no es un edificio, ni una calle ni una ciudad; no tiene nada que ver con cosas materiales como los ladrillos y el cemento. Un hogar es donde está tu familia, ¿entiendes?"

 Lo que más me gusta del libro es que desde principio a fin se nota que el protagonista es un niño, cuyos pensamientos son bastante inocentes frente a la triste realidad que se le presenta. Bruno no tiene idea de lo que sucede en el mundo ya que nadie se lo explica por el simple hecho de ser un niño, y esto debo remarcarlo. Aquí, vemos claramente como los adultos minimizan los problemas o pensamientos de los niños pequeños (y también de los adolescentes). Eso es un hecho que espero algún día se cambie.
 El libro es muy atrapante y fácil de leer, ya que no tiene palabras muy difíciles de entender, aunque sí es un libro al que debes prestarle mucha atención porque si te pierdes un detalle, hay cosas que en los capítulos siguientes probablemente no se entiendan.

"Hay cosas que sencillamente están ahí, sin molestar a nadie, esperando a que las descubran."

 El niño con el pijama de rayas es un libro bastante conocido y su película es muy fiel a lo que se cuenta.
 Los personajes son perfectos, cada uno aporta algo al libro y son personajes que no encontramos en cualquier libro.
 Debo decir que Bruno es mi favorito, es muy difícil no encariñarse con él. Su forma de pensar es especial y las acciones que lleva a cabo se nota que las hace desde el corazón.
 Aquí no hay personajes malos, que compliquen la situación de Bruno, sino que hay dos bandos y la familia de Bruno forma de el lado malo...aunque el niño no está enterado de esto.

El final es especial. Hay que prestarle bastante atención para saber qué es lo que pasa al fin, pero cuando te das cuenta, es muy difícil que no llores. Es desgarrador.

*Posible spoiler*

 Quiero agregar que, a mi manera de pensar todo lo que le pasa a la familia luego de la muerte de Bruno es justo, ya que ninguno de ellos le prestaba atención al niño por estar pensando en lo que sucedía en Alemania.
Sin embargo, sé muy bien que ellos no son los culpables de nada, y que el único villano de este libro (y de aquella época) es Hitler.

*Fin del spoiler*

 Los invito a leer este precioso libro si no lo han hecho, y a sumergirse en la vida de Bruno.



3.10.17

Reseña: Fangirl de Rainbow Rowell.

Fangirl.





Nombre original: Fangirl.
Autora: Rainbow Rowell.
Número de páginas: 509.
Saga: Autoconclusivo.
Editorial: Alfaguara.


 Cath es fan de Simon Snow.
 Bueno, todo el mundo es fanático de Simon Snow...pero para Cath ser una fan es todo en su vida, y realmente es muy buena en eso. Ella y su hermana gemela, Wren, de niñas se refugiaron en la saga de Simon Snow para sobrevivir a la partida de su madre.
 Leer. Releer. Participar en foros de Simon Snow. Escribir fanfiction de Simon Snow. Disfrazarse de sus personajes en los estrenos de las películas.
 La hermana de Cath ya superó el universo fan, pero Cath no puede soltarlo. No quiere soltarlo.
 Ahora que comienzan la universidad, Wren le dijo a Cath que no quiere ser su compañera de cuarto. Cath está sola y muy lejos de su zona de confort. Tiene una compañera malhumorada, con un novio encantador que siempre la visita; una profesora de Escritura Creativa que odia la fanfiction; un compañero de clase lindo pero que solo quiere hablar de palabras...y, además, no puede sacarse de la cabeza a su padre, tan amoroso y frágil y que, hasta ahora, jamás ha estado verdaderamente solo.
 Para Cath, la cuestión es: ¿podrá hacerlo? ¿Podrá sobrevivir sin Wren? ¿Está lista para comenzar a vivir su propia vida? ¿Y realmente desea avanzar con su vida, si esto significa dejar atrás a Simon Snow?


 Fangirl es de mis libros favoritos. Lo leí por primera vez hace tres años y desde entonces lo releí unas cinco veces. Es de la clase de libros de la que no te cansas, podrás leerlo mil veces pero siempre va a haber algo nuevo; algo a lo que no le prestaste atención la primera vez o alguna conclusión nueva por sacar.
 Rainbow Rowell tiene una forma de escribir muy particular, muy propia de ella y la verdad es que a mi me encantan sus historias. Te hace volar la cabeza con la trama de sus libros y todo el tiempo te hace reflexionar sobre la vida o el amor. Sabe atraparte desde la primera oración y no quieres parar de leer sus libros pero tampoco quieres que termine porque sus historias son especiales... y al final de todo, te dejan totalmente vacío.
 Rainbow utiliza un lenguaje cotidiano pero que no es vulgar, y aunque sus libros son largos, los capítulos son cortos y súper fáciles de leer así que prácticamente, te los devoras.

"Lo escrito, escrito está. Si te pones en plan melancólico y tristón en un mensaje de texto, las palabras se quedan ahí, en tu teléfono, para recordarte lo pesada que eres."

 Fangirl es un libro autoconclusivo pero después de él, Rainbow escribió otro libro llamado Carry On, que es la historia que Cath escribe como fanfiction.
 El libro está escrito en tercera persona y nuestra protagonista es Cath. Entre capítulo y capítulo, podemos también adentrarnos al mundo de Simon Snow leyendo algunos fragmentos de los libros originales o de alguna fanfiction que ha escrito Cath.
 La historia comienza cuando las gemelas, Cath y Wren, llegan a la universidad. Desde que pone un pie en su nuevo cuarto, Cath sabe que las cosas no le serán fáciles y se siente totalmente perdida y sola. Con el correr de las páginas, Cath se irá enfrentando a diversos obstáculos que le harán descubrir quién es en verdad y que es lo que quiere para su vida. Todo esto, obviamente, no podría enfrentarlo sin la ayuda de las historias de Simon Snow. 
 No hay una trama específica, pero si hay dos cosas importantes para la protagonista que son las que apuntan al final; el lanzamiento del último libro de Simon Snow y el fin de la fanfiction de Carry On.

"En las situaciones nuevas, las reglas más delicadas son las que nadie se molesta en explicarte (y las que no puedes buscar en Google)."

 La historia que se cuenta ha logrado robarme el corazón, la verdad es que me encanta porque me siento identificada con Cath en muchas cosas, pero no solo por eso. El libro te llena de enseñanzas y cosas que hacen que te plantees la vida en . La familia es el tema principal en el libro y eso lo hace más especial. Si bien tiene un poco de romance pero no es el pilar fundamental del libro.
 No hay un momento en que la historia se detenga, siempre va avanzando y hay algún problema o algo que resolver o algún secreto por descubrir.

"A veces, tomas la mano de alguien tan solo para comprobar que sigues vivo, y que otro ser humano está allí contigo para dar fe de ello."

 Los personajes están bien planteados y explicados dentro del libro, cada uno aporta algo y no están por estar, sino que fueron pensados para alguna razón. Como en cada libro, están los personajes buenos y malos, a algunos amamos y otros los odiamos, pero al final y al cabo solo terminan importando dos: Cath y Wren.
 Por un lado, la protagonista que se presenta, Cath, es muy sensata e inteligente a la hora de pensar, toma sus decisiones después de pensarlas mil veces y es una chica reservada, de la clase de chica que prefiere quedarse en casa leyendo o escribiendo a estar de fiesta. Tal vez haya alguien que no le guste la forma de actuar de Cath, pero no puedo decir eso de mí ya que soy idéntica a ella. Y creo que muchas lectoras también lo son.
 Por otro lado, Wren, es la clase de chica social, que tiene un cuerpazo y un pelo precioso, y que sabe exactamente cómo divertirse. Y aunque al igual que a su hermana, le gustan los libros de Simon Snow, cuando la universidad comienza, Wren se convierte en lo contrario a Cath.

"Lo que importa no es el destino, sino el viaje..."
 El final del libro es precioso. Creo que es ahí donde Cath se da cuenta que todas las cosas por las que pasó sirvieron de algo, y le ayudaron a entender incluso un poquito más su propia vida. Si bien, después del epílogo continua un escrito que te hace pensar que Cath si cumplió con sus sueños, y los que lo leyeron sabrán a lo que me refiero. Y los que no, bueno, tendrán que leer el libro para averiguarlo.